Métodos de virtualización avanzada

Elimine los intermediarios

El concepto de la mayoría de los métodos de virtualización de servidores consiste en un «intermediario en el espacio entre la máquina virtual huésped por una parte, y, por otra el host físico que manipula los recursos. El provecho que se puede obtener de un Servidor Privado Virtual KVM se origina en el hecho de que la compilación de la tecnología KVM ocurre dentro del núcleo de la máquina host, por lo que no hace falta utilizar un software adicional – la máquina virtual huésped se conecta directamente con el servidor. El resultado será menos sobrecarga y más rendimiento.
Métodos de virtualización avanzada

Acceso directo a los recursos del servidor asignados

Disponibilidad de los recursos del servidor reservados exclusivamente para usted

La tecnología de virtualización innovadora que se empleó para crear los Servidores Privados Virtuales KVM pone en práctica la idea de una eficiente utilización de los recursos del servidor accesibles. La solución KVM se elabora sin más en el sistema operacional de la máquina anfitriona permitiendo que las máquinas guest se comuniquen sin intermediarios con el hardware del host lo que elimina el momento de pasar cada una de las solicitudes por la capa de virtualización. La mínima redundancia en este tipo de comunicación da lugar a un rendimiento del Servidor Privado Virtual mucho más rápido.
Acceso directo a los recursos del servidor asignados

Un control total sobre el sistema operacional

La libertad ilimitada de subir el sistema operacional que le apetezca

Lo que normalmente se interpreta como un punto débil de los VPS, vs. los servidores reservados, será el sistema operativo en especial – en la mayoría de los casos usted queda limitado a las alternativas de sistemas operacionales ofrecidos por el proveedor. Cuando dispone de un Servidor Privado Virtual KVM, a cambio, tiene la opción – efectivamente instalar cada uno de los SOs que sea compatible con los parámetros de su servidor o la configuración de hardware del servidor central. Lo que es posible como parte del algoritmo específico de la virtualización KVM. KVM es un instrumento integrado en el sistema operacional del servidor, con lo que queda garantizada la comunicación directa de las máquinas virtuales con el servidor físico, sin la necesidad de una capa de comunicación adicional, que forma parte de una gran parte del resto de soluciones de virtualización.
Un control total sobre el sistema operacional
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL